Blogia
jácaras reales

Número cuatro

Número cuatro

Día de la madre. Pese a quien pese y lo imponga. De flores. Madre no hay más que una y sanseacabó. Y al perro, etc, etc. De flores no tengo ni remota la idea. Un día pedí en un puesto si vendían un trébol con cuatro hojas, Diréis ahora, pero al chico de Aquellos maravillosos años sí le pasaba que le entregaba a su chica un trébol con cuatro hojas. Que donde la encontraría. El Kevin Arnold. Me dijeron que eso crece en el campo. Y me fui, a esparragar.

El trébol era para otra chica, pero ni trébol ni nada que se le parezca. Ni flores. Al final fue un calendario de una actriz cómplice entre los dos. Que dónde andará. En el campo. Será una planta salvaje.

Voy a seguir con Sarah Vaughan.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Beatriz -

dios que afortunada soy! yo soy la chica del calendario.

Alvy Singer -

Sarah Vaughan. ¿Sabe cuantas horas pasa el que le suscribe escuchando su volumen de Jazz in Paris y perdiéndose por toda la niebla de de la Rive Gauche?

¡Un saludo!

Olvido -

Pese a quien pese. Yo llamé a mi madre, que está triste porque se está quedando sin madre. No tenía un trebol de cuatro hojas a mano para consolarla. Ni tenía campo cerca para esparragar. Así que me fui con Billie. Me ha gustado esa imagen de vete ante un puesto pidiendo un trebol... Podría ser la letra de un jazz o una figura literaria.
Besos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres