Blogia
jácaras reales

El sentido de la vida

El sentido de la vida

Bueno. Hay canciones que está prohibido escuchar. Porque si no, hay que atenerse a las consecuencias. Un día dije que Natalie Wood rompía y rasgaba for sentimental reasons. También es for sentimental reasons por lo que debo evitar oírse las canciones que digo. Los Isley Brothers eran un grupo que cantaba canciones al estilo puro y duro de la Tamla Motown. Y maldito el día que escuché en su momento la canción de marras de This old heart of mine. La canción la descubrí porque salió en un capítulo de Luz de luna y un día me compré el disco de la serie en junio del 89. Me niego a intentar siquiera a ponerla. La de los Isley Brothers. Ya la grabé cuando grababa las canciones en cassette. Justo cuatro años, en junio del 93, pillé raudo y veloz el CD cuando lo vi mirándome a los ojos en los Discos Linacero. No sigo porque me está viniendo a la cabeza la canción.

 

Anoto la tontería del día, mes y año en que me compro un disco desde el album rojo y el azul de los Beatles. Hay más canciones así, la mayor parte de los años 60. Aquí el bucle, como diría siempre lúcido el mágico verbo de Olvido, lo forman Natalie Wood, Tell Laura I love her y la primera vez que con alguien asocié This old heart of mine. En octubre del 89.

Con Dile a Laura que la quiero no es que me pase lo mismo. Sólo diré que en su título se encuentra la causa y motivo de todo. La canción la cantaba Ray Peterson, del que no conozco ninguna canción más. El que diga que Tell Laura I love her es una cursilería es que no tiene ni puñetera idea. Entre ellas, ésta, los sábados en la sobremesa me grababa canciones americanas en un programa que ponían en la emisora de la base americana. Otro día hablaré de lo que todavía tengo grabado de aquellos días en cassette. Todavía hay cosas que no se compran ni con todo el oro del mundo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

josé miguel -

Gracias, Alejandro, por tu comentario y por visitar mi blog. Algunas cosas no morirán nunca.

Alejandro -

Buscando algo sobre el Tell Laura he llegado aquí. Me alegro de encontar alguien que recuerde esta canción. Yo la conseguí en las Navidades de 1962 y desde entonces es mi preferida.
Además Natalie Wood es la niña de mis ojos del cine.

Alvy Singer -

La Motown..... la motown...... que grande es.

lacasiopeaa -

ni siempre es lúcido ni mágico mi verbo, pero se agradece, y me dibuja la sonrisa que hoy necesitaba.
Todos tenemos esas canciones que, sin saber por qué, podemos oír una y otra vez, y otra, y otra, y otra...
¿Y qué más da que nos acusen de cursis? Yo tengo predilección por mi "Fly me to the moon", por mi "C'est si bon", por mi "My Funny Valentine", por mi "Cold Cold Ground"... Y sí, digo "mi" porque ya son mías, ya no son de Frank con Count, ni de Louis, ni de Chet, ni de Tom... Ya son mías, porque las necesito para que, de tanto en cuando, me salven la vida. Igual que tú, compañero de viaje, necesitas TUS canciones, TU cine, TU fútbol... para que te salven la vida, ¿no es así? En mi caso lo es, desde luego.
Besos, muchísimos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres