Blogia
jácaras reales

Monsters of rock

Monsters of rock

En el octubre del 88, cuando todavía había que comprar los discos a 33 revoluciones, me compré tres discos que eran tres asignaturas que tenía pendientes: el obligatorio recopilatorio del Rey, un fenomenal doble para conocer quién demonios fue Sam Cooke y la reedición que su esposa hizo del Imagine de John Lennon. Junto a estos tres incunables, que por ahí conservo como el oro que se guarda en paño, me compré un disco que en su tiempo pasó prácticamente desapercibido. Era de un grupo, el grupo eran cinco, y viendo ahora y entonces quiénes eran los cinco por cojones que tenía que comprarme ese disco.

 

Por aquella época andaba yo descubriendo esa maravilla del Only the lonely de Roy Orbison. De siempre me habían llegado al alma las melodías de la Electric Light Orchestra de Jeff Lyne, entre otros. Creo que la máxima razón de que me comprara el disco fue que estaba George Harrison, el tercer hombre. También el Príncipe de Asturias Bob Dylan y un tipo que no conocía del todo, que era Tom Petty. Los cinco se hacían llamar los Traveling Wilburys.

 

Acaban de reeditar los dos discos que en dos años sacaron los Traveling Wilburys y me he enterado de que son número 1 en Inglaterra, creo. Cuando sacaron el segundo disco en el año 90 había cinco o seis canciones que me ponía todos los días a la misma hora for sentimental reasons. Cuando sacaron el segundo disco, Roy Orbison ya se había muerto. Cuando sacaron el primero, Roy Orbison también estaba muerto, y en el video clip del segundo single del 88, cuando canta Roy Orbison enfocan a una mecedora vacía balanceándose.

 

En el primer disco había una historieta en inglés que hablaba de los imaginarios orígenes del grupo. Nunca la llegué a comprender. En el primer disco los cinco monstruos se pusieron unos alias para completar la coña: sin mirar el disco que tengo a buen recaudo, me acuerdo de algunos nombres: Lefty, Otis. Los miro: Lucky, Otis, Charlie T., Nelson y Lefty. Todos se apellidaban Wilbury. En uno de esos mil y un premios de música que dan al año los americanos, de los que no tengo ni idea si seguirán o no, les dieron el premio al mejor álbum del año. En el segundo disco los cuatro jinetes que sobrevivieron se pusieron unos apodos distintos. Había también otra historieta, que llegué a entender a duras penas.

En el segundo disco se llamaban Spike, Muddy, Clayton y Boo. Faltaba Otis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Zoe -

La verdad que es una alegría que alguien comparta tus mismos gustos, por esta vía.
Cuando conocí a Traveling Wilburys, no tenía duda que iba a escuchar todo lo que hicieran.
Gracias.

Anónimo -

Roy Orbison era muy grande cuando cantaba su only the lonely. En "The Commitments" suena en el momento preciso. Ahí fue cuando yo me enganché a Orbison, apenas unos pocos años más tarde que tú.
En fin, que tu post iba de unos cinco (que luego fueron cuatro). Pero me he ido por los cerros de Úbeda...
Besotes

Ogigia -

hale, a estudiar para aprender...lo digo por mí
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres