Blogia
jácaras reales

Angelitos negros

Angelitos negros

A vueltas con Sam Cooke. Sam Cooke fue un tipo que acabó mal pero que muy mal la cosa. De los primeros discos que me compré en vinilo fue uno doble con su música. El que estoy escuchando ahora tiene un coro de fondo. Sam Cooke tenía un padre reverendo, o algo así. Sam Cooke fue amigo de Cassius Clay cuando Cassius Clay todavía no era Mohamed Ali. Era negro y tenía una voz, el tío. De bonita dudo que los ángeles la tengan igual. Lo que pasa con Sam Cooke, que no soy imparcial porque me gusta bastante. Que digo yo que esto de la música negra es como levantar una piedra, que mira que habrá gente que aquí no conocemos que igual canta mejor que los que conocemos, que vete tú a saber el nombre de los del coro que estoy escuchando, que éstos parecen ya los mismísimos ángeles. No sé por qué me viene a la cabeza ahora aquella película de los hnos. Coen y del George Clooney. 

Bessie Smith, por ejemplo, que supo vivir su vida mejor que nadie (parece ser que lo mismo con hombres que con mujeres), pues igual era la punta de lanzamiento de tantos y tantos alumbrados a la sombra de las plantaciones, pero claro, Bessie era Bessie, la mejor. Ay, ese blues, que no escondía ningún secreto para ella. Quizá vivió en el momento equivocado. Lo que es seguro que murió demasiado pronto, como siempre pasa, la Bessie.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

j.álvarez -

Q grande era Sam Cooke!

lacasiopeaa -

Angelitos a los que poseía el mismísimo diablo cuando se ponían ante un micrófono. También murieron pronto (y yo sé lo que me digo) Adelaide Hall, Billie, Louis y tantos (demasiados) otros... La Bessie (algún día te contaré una anécdota suya con el Ku Kux Klan (qué ovarios tenía la tipa).
Besos negros
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres