Blogia
jácaras reales

Caerás

Caerás De Billie Holiday hicieron una película en los 70 que protagonizó Diana Ross. Billie Holiday era una adicta al sexo duro y las palizas que le propinaban sus varios maridos. También era adicta a las drogas y al alcohol. Billie Holiday fue la mejor. De largo. Y no sabía leer ni una nota de música, pero sonaba como un instrumento. Eso es el lugar común más común que siempre se ha dicho de ella, por lo que lo mejor es escucharla, que también es otro lugar común en su caso.

O sea, que hay que escuchar obligatoriamente de ella Strange fruit, God bless the child, My man, Autumn in New York, Solitude, I cover the waterfront, los acompañamientos de cuerda tan lamentables que le ponían, y luego todo lo demás. Y cuando digo todo, digo todo. Porque si no, es un pecado no escucharlo todo de Billie. Incluso hasta cuando se subía en condiciones tan precarias al escenario que daba pena oírla. Y ay de aquél que después de oírla no se enamore de ella porque lo pasará mal. Pero ya caerá, tarde o temprano ya caerá.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres