Blogia
jácaras reales

Jazz

Primer plano

Me gusta cómo mira a quien le mire Billie en este video. Me gusta de siempre la canción. Me gusta la letra, me gustan los pendientes, me gusta el piano que le acompaña. Me gusta que sólo se vea su cara. Me gusta que se le vea el resto. Que le aplaudan (dónde está). Me gusta el vestido que lleva. La sombra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

I hear music

I hear music

(c) Don Hunstein

Me gusta bastante la cara que puso Duke Ellington en el año 1959 cuando, en el transcurso de la grabación del disco Jazz Party, Dizzy Gillespie o afinaba su trompeta o ensayaba alguno de los temas de Duke. Me gusta darme cuenta en estos casos de la mirada perdida en un punto indeterminado cuando estás escuchando un piano, el saxo o el contrabajo. Igual ni me doy cuenta de que hasta pestañeo menos.

Black

Black

A veces no tengo claro quién sería Coltrane en el cine. Si Denzel (por aquello de la edad, o por aquello de Mo’ better blues, o porque sencillamente es uno de los mejores), o si sería Morgan Freeman (que mientras espero con impaciencia ese Mandela de Clint Eastwood sigue siendo uno de los más grandes, sino el que más) lo sigo pensando y mascullando mientras escucho por enésima vez este Giant Steps. Lo pienso mientras miro y remiro esta foto de Dios. Porque a veces podría ser el uno o lo podría ser el otro, sobre todo si Coltrane continuase girando octogenario por los veranos de Europa.

Sigo buscando posibles fotos y me encuentro con esta foto. Hace poco me compré, porque el precio me lo pedía, el libro de las fotos que William Claxton le hizo a Steve McQueen. En ese libro no aparece esta foto porque en primer lugar la foto también la hizo Jim Marshall. Lo típico es preguntarse: de qué demonios estarían hablando Steve McQueen y el príncipe de las tinieblas. Por qué hay fotógrafos que siempre están en el lugar adecuado en el momento oportuno. Yo también quiero ser así de mayor.

Green Dolphin Street

Green Dolphin Street

¿Razones por las cuales, domingo por la noche, me ha dado por buscar cosas de Bill Evans (una foto que me gustara, cualquier tema, él y su piano) y no otro día y no en otro momento?

Ni la más remota idea. Quizá porque sí.

No jazz

Lo mejor que puedo decir es que veais este genial cartoon. Aunque no sepáis inglés, no tiene desperdicio alguno.

Grande, Tex Avery.

Cats

Lo que no sabía en su momento, cuando se hizo famoso el video de los gatos con la versión que hizo Nina Simone allá por los años 50, es que el video lo hicieron en Inglaterra en los estudios Aardman, los mismos que años después se inventaron a Wallace y Gromit (Nick Park a la cabeza) y un montón de cortometrajes de animación bastante majos.

Era 1987. Lo recuerdo como si fuera ayer.

Fenómenos atmosféricos.

Fenómenos atmosféricos.

No tengo ganas de escribir mucho hoy. Así que la foto de Herman Leonard habla por sí sola. Y la atmósfera de Dizzy también.

Hace calor.

1941

1941

(C) Edwin Rosskam

Es Chicago, no es Harlem, pero al ver esta foto se me han despertado los sonidos de la Ellingtonia. Además, las fechas sí concuerdan.

Windows

Windows

Me gustaría saber lo que pasaba por la mente de Thelonious Monk en ése y en muchos otros momentos. Ahí en esa fotografía, que lo más seguro es que sea Nueva York. Que bien podría estar cerca Mia Farrow dirigida por Woody Allen en los ochenta. Creo que hay una ventana. Y me da la impresión de que a Monk que le estuvieran haciendo una foto le importaba bastante poco.

These eyes

These eyes

Billie Holiday, guapísima, fotografiada en 1949 por Carl Van Vechten. De Billie Holiday puedo decir sin temor a equivocarme, porque además me lo dijo un día mi alma gemela, que Billie Holiday siempre lo estaba. Guapa. Miento, lo está, en presente y para siempre. Supongo que los fotógrafos tienen ese ojo especial para captar ese momento en que nos enamoramos (tanto en cine como en papel impreso) de una actriz (hay tantas, diré hoy porque me apetece las dos Hepburn, preferiblemente en B/N) o de una cantante como Billie. El tanto por ciento está dividido, si no, que me lo diga E. Pero ahí está esa ceja.

Hace mucho que no digo que, como también lo estaba Lester, ando loquito por esas caras que ponía Billie.

La canción de Carla

La canción de Carla

Carla Bley es una de las cosas más interesantes que le ha pasado a la gran orquesta en el último cuarto de siglo XX. Suele posar así para las fotografías, pero su música está muy bien. Dirige, compone, arregla y da esplendor.

La foto es de hace treinta años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Like a trane

Like a trane

Foto de Larry Fink

Reconozco que a primera vista es difícil reconocer a Dios.

Like Sonny

Like Sonny

Me ha apetecido poner esta foto de Sonny Stitt. Copyright, Herman Leonard. Sin más.

Make a wish

Make a wish

Esta noche, que es Nochevieja, y mañana 2009, tiempo de balance antes de que la cabeza se la lleve el cotillón. Que cada cual saque conclusiones. Yo hoy envidio a los que se vayan al Yoshis, uno de esos lugares de peregrinar obligatorio, una o más veces en la vida. Cuando a Roy le toque entonar con su trompeta el Auld Lang Syne, horas después de que aquí nos hayamos comido 12 uvas, yo haré un huequito para acordarme de toda esa gente que me hace tirar del carro del blog, que me habla aun desde el silencio. A las que se me aparecieron este año y a las que me animan cuando me entra la crisis de blog. Ellas, porque casi todas son ellas, ya saben quiénes son.

Ya sabéis lo que tiene que pasar si sois de los que pedís un deseo.

Blue Christmas

Esto de ahí arriba es otra de las cosas por las que merece la pena la vida. Esto de aquí arriba es una obra maestra. Esto de aquí arriba es como si fuera el testamento que dejó en vida Billie Holiday que estás en los cielos. Esto de aquí arriba es un regalo de navidad. Ahí arriba estamos todos nosotros.

A través del espejo

A través del espejo

Hay veces en que los post vienen dados por si solos. Es el caso de esta fotografía nuevamente de William Gottlieb, de Charlie Parker (y Red Rodney) viendo a (esa trompeta Dizzy no es; el día que lo sepa, lo pondré)

El espíritu de Jessica Rabbit

El espíritu de Jessica Rabbit

De izquierda a derecha, Dave Lambert, John Simmons, Dizzy Gillespie, George Handy y Chubby Jackson, Julio 1947. El ©, William Gottlieb, a partir de hoy otro de los nuestros.

La historia de esta foto tiene nombres y apellidos. Hace poco que puse esta foto y no supe decir que quién había hecho la foto. La foto aquella la hizo el mismo que hizo la que hay ahí arriba, en plena mancheta de la cabecera. Se llamaba William Gottlieb y era fotógrafo de jazz, de los que se metían en casas ajenas de gente de jazz. Que si es una casa de jazz ya no es ajena. O sea. El otro día me decía Olvido que parecíamos una mesa de redacción de jazz, que le gustaba eso. A mí también me gustó que me lo dijera y que lo seamos. También me hizo ilusión que alguien que no es ella y que se llama Javier Flores se acordara de mí hablando de jazz. Parece que hable en clave. El caso es que me gustó todo aquello.

La foto de la mancheta la he puesto porque me gusta también bastante. Ahora que la he puesto me parece que estaba ahí esperándome para estar donde está puesta. Aquí en el post la he puesto sin retocar, como si fuera el negativo robado, porque también me gustó poner así la de Mary Lou Williams de hace poco. Le da sabor y algo. Me gusta cada expresión de cada cara de la foto. Que miren todos al mismo lado. Una de esas fotos que te pueden y te alegran el día. Como la mujer de Roger Rabbit, que para mí que también le gustaba el jazz.

Que la pongo porque parece una foto de otra galaxia.

Come together

Come together

Mr. Kenny Barron, Foto: D.N.A.

Viene Kenny Barron, viene Joshua Redman, viene Mike Stern, viene James Carter, viene Avishai Cohen. En un pasado, que pasan los años y va para lejano, alguien ya me acompañó. Ella ya sabe quién. Este año... ¿alguien quiere? Habrá un hueco en las mesas que ponen en el Auditorio, ponen velas y se puede comer, beber. Y más. Yo quiero ir a todos los que he dicho, aunque al final iré a un par y nada más. No sé si sabéis adónde tendríais que ir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El apartamento

El apartamento

En 1947, en agosto, en Nueva York, en el apartamento de Mary Lou Williams. Dizzy mira a Mary Lou. Tadd Dameron es el chico negro (y pianista y arreglista) que asoma por encima del piano. El chico blanco que va en camisa blanca de manga larga, que ya no era tan chico, Jack Teagarden. Seguro que cerca tenía su trombón. Dizzy (a veces) también tocaba el piano pero lo que está es embobado mirando a Mary Lou. Mary Lou estará tocando el piano. Me gusta el detalle del piano y del contrabajo de miniatura. Y también el jarrón. No sé quién haría la foto, pero seguro también que se lo pasaría a pedir de boca, como tú o como yo, si hubiéramos podido ir a cualquiera de las sesiones que se montaba casi a diario la bella Mary Lou, en su apartamento con un montón de amigos que acudían en tropel, en procesión o con los ojos cerrados o embobados. La dueña de la casa era la música.

Me gusta poner así la imagen tal cual. Con la nota escrita incluida.

Masterpieces: el hijo del dentista

Masterpieces: el hijo del dentista

La foto de la mano izquierda de Miles es de Irving Penn. Lo otro, una obra maestra.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres