Blogia
jácaras reales

El ocaso de los dioses

El ocaso de los dioses En el fondo no es otra cosa que un magnífico documental, pero en el sub-fondo hay demasiados elementos para calificar Let it be como algo más allá de todas las cosas. Considerada como documental, debe ser la mejor película de su director, del cual no he visto mucho, que es Michael Lindsay Hogg. Y considerada como algo más, es el testamento de cuatro chicos que durante ocho años fueron más famosos que Jesucristo.
Tampoco no son más que ensayos en el fondo. Los preliminares de su último disco, el Let it be, en su estudio sempiterno de la calle de Abbey Road. Y sí, están los cuatro. Paul mandón, pero cansado; John, cansado pero entusiasta; George, para variar, en segundo plano; y el señor de los anillos, de bisagra, y, por si acaso, amigo de todo y de todos.
Y cantan Two of us, que es una de las cinco menos famosas, pero una de sus cinco mejores canciones. Y cuando cantan el Let it be y el Long and winding road, hay como una especie de sensación de que algo se estaba acabando. No sé, flotaba en el ambiente, Y también cantan Get back, Don’t let me down, I’ve got a feeling, One after 909, Dig a pony, estas cuatro en la azotea de los estudios de la calle Abbey Road, hasta que llega la poli, se da cuenta del revuelo que han causado abajo en la calle llena de gente, de más gente en las azoteas aledañas, y se da por finalizado el que fue el último concierto de cuatro zagales que nacieron en Liverpool.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jean seberg -

me gusta tu blog, demasiadas coincidencias :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres