Blogia
jácaras reales

La mujer del cello

La mujer del cello

John Lurie es un tío extraño. Muy raro. Hacía unas cosas muy raras cuando actuó aquí en Zaragoza hará unos años. Debía tener algo así como un bote en un aparte del escenario con algo dentro, que no dejaba de tomar a cada pausa de sus solos. Lurie toca el saxo. Alto, bajo, o el de más allá. A saber lo que había en ese frasco.

John Lurie pertenece al entorno de la factoría de John Zorn, otro viejo zorro de los que hacen música más rara que ella misma. La Knitting Factory. No es jazz, pero tiene jazz. Lo fácil, decir “música contemporánea”. En Funny games casi la única música que le pone Haneke a la película es una de esas perlas que hace habitualmente John Zorn.

El día que John Lurie tocó en Zaragoza no sabía quién era John Lurie. Trajo un grupo con violoncello incluido. Un bajo tocó la introducción del tema de James Bond, mejor que el del tema original de James Bond. El violoncello lo tocaba una joven, e hizo un solo la chica que, según lo bautizó muy acertadamente en su día mi amigo Fernando, parecía que le estaba haciendo (dijo otra palabra) al violoncello el amor.

John Lurie solía salir en las películas de Jim Jarmusch. Por cierto, ahora que sólo me queda de ver de él la del samurai, digo. Jarmusch me gusta. Unas veces más que otras, pero me gusta. También sale en los retales que le quedaron a Wayne Wang y a Paul Auster para hacer Blue in the face, después de que rodaran antes Smoke. En Down by law y en Stranger in paradise cultiva esa imagen de “malditismo” que le viene al pelo.

En el concierto aquel le pedían a Lurie que tocara a Coltrane, no sé si de coña o porque era una como una bronca para que tocara jazz de verdad. Aún me acuerdo del primer tema que tocó, el tío, cómo nos dejó. Fernando se compró el disco (The Lounge Lizards. Queen of all ears)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

lacasiopeaa -

A mí Jarmusch también me gusta, por mucho que pecara de "guay" en Coffee and Cigarettes. Reconozco que Broken Flowers aún no me he atrevido a verla.
No sé cómo lo has líado todo. De James Bond a una violoncellista que se folla (aunque tú no lo digas, yo sí voy a caer en la crudeza, porque lo que hace el músico es follarse a su instrumento, que no hacerle el amor)...
Me ha gustado mucho este post.
En fin, que según acabe de escribirte el comentario, me voy para Emule.
Besotes varios

elegiunmaldia -

Down by law, otra peli de desertores. ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres