Blogia
jácaras reales

El tren

Esta película, con todas y cada una de las letras, la he visto repetirse cada vez que un director de cine no puede resistirse y rodar un plano homenaje al inicio real del cine. Lo que fue el fin de trayecto para este tren (primer documental también) que llegaba a la Ciotat en ese 1895 suponía para todos nosotros la suerte de que empezara la magia (y la mentira) pero a bastantes fotogramas por segundo.

(En puridad, el primero en proyectarse fue la salida de los obreros de la fábrica Lumière, pero me da igual)

1 comentario

Olvido -

Tu post me llega en un momento en el que ando recopilando todos aquellos pasos que llevaron al nacimiento de esta magia que nos ha salvado la vida tantas veces.

Y a cada palabra que escribo tengo menos claro que la importancia de los Lumière no esté sobrevalorada.
Muybridge, Marey, Edison, los hermanos Max y Emil Skladanowsky...
Los Lumière no son ni el comienzo ni el final.
Algún día tendremos que debatir sobre el tren.
Besos, de los nuestros