Blogia
jácaras reales

Outsiders (III)

Outsiders (III) Porque éste es el caso de los más flagrantes. Mickey Rourke tiene dos de las más escalofriantes interpretaciones de la década de los 80. Nunca un actor en los 80 (y que si no, me lo prueben) tuvo un estado de gracia como Rourke en Fuego en el cuerpo y en La ley de la calle, Kasdam y Coppola respectivos directores. Es muy difícil decir más en menos, son dos papeles breves en comparación con otros de sus protagonistas. El caché de Rourke subió como la espuma al nivel de Brando y sus cortísimos papeles de después de El Padrino. O casi. Luego Nueve semanas y media, pero eso era otra cosa. Homeboy, Johnny el guapo, retazos de buen actor. Hasta se habló de que iba a hacer la película sobre el Cordobés (sic) Y eso fue todo, pero ahí quedaba la cosa. Cero Orquídea salvaje, o Dos duros sobre ruedas. Luego se partió la cara en peleas de medio pelo, y por cuatro duros. Y estaba pasadísimo, en el cine y fuera de él. Ahora sale en una de un comic. Disfrazado de lo apabullante actor que un día fue. No podía ser la cosa, porque quizá lo que le pasó a este tío fue que como actor llegó a ser demasiado bueno.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres