Blogia
jácaras reales

Todo por un sueño

Todo por un sueño

La leyenda cuenta que un niño ciego desde los dos años, llamado Roland Theodore Kirk, soñó que en el sueño tocaba tres instrumentos de viento. De golpe. Y que un gentío anónimo daba tremebundas voces al grito de Rahsaan, Rahsaan...  Cuando el niño Roland Theodore Kirk creció, convertido ya en Rahsaan Roland Kirk, no tuvo otra que aplicarse el ejemplo y dedicarse a soplar la música de tres en tres.

Rahsaan trataba de “recoger el sonido del sol”. Asociado en sus primeros tiempos al oso enfurecido de Mingus, le quedó de éste el sumo gusto de poner títulos a los discos: The inflated tears, Prepare thyself to deal with a miracle, I talk with the spirits. El manzello, el strich, no hubieran existido si no llega a ser por él. No iban a ser instrumentos soplados por nadie si no llega a ser por él. Porque fueron pura invención de Rahsaan; estos iconoclastas de los vientos apenas sobrevivieron un tiempo. El tiempo de Rahsaan, que fue desde mediados de los 50 a 1977, en que murió. Antes le dio tiempo a tocar con una sola mano, el tiempo justo en que un infarto le regaló unos meses de vida extra. El Rahsaan de los susurros, el Rahsaan de los jadeos, de una rara exhalación-inhalación con tres instrumentos en la boca. Forjador de estrépito y rumores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres