Blogia
jácaras reales

El susurro de Anas

El susurro de Anas

El Willow weep for me es uno de esos temas que puede pasar desapercibido en la lista de grandes temas de la historia jazz. Pero da la casualidad de que estoy escuchando el disco de un francés y un americano de 1956 y ese son de blues que irradia por los cuatro costados del tema. La canción la compuso Ann Ronnell cuando estaba enrollada con George Gershwin y las malas lenguas aseguran que fue de aquél la paternidad del Willow. Me da igual.

 

Speak low es de Kurt Weill cuando Kurt Weill estaba ya en América. Speak low la canta Ava Gardner aunque doblada en Venus era mujer y es otra de esas canciones que puedo escuchar una y otra vez sin parar sobre todo si la versión es cantada, en concreto la primera versión que escuché en mi vida de Speak low, que además fue la primera vez que escuché Speak low y que la canta Anita O’Day, otra de esas que escuchas cuando canta y te rindes a sus pies y  a su voz. Anita O’Day, otra de esas rubias maravillosas que ha parido el jazz. Ann Ronnell creó la BSO de Venus era mujer y le cambió las letras a algunas canciones previas, inclusive nuestro Speak low. Me da igual. Esa película en la que Ava Gardner se hizo diosa para la posteridad. Y el animal más bello, etc, etc.

 

El disco del francés y el americano se llama Afternoon in Paris. El francés es Sacha Distel antes de grabar música comercial y el americano es John Lewis, el cerebro del Modern Jazz Quartet y compositor de Django pensando en Django Reinhardt.

 

Si Anita era teñida, también me da igual.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Olvido -

Necesito comentarte algo. Tú sabes mi correo electrónico y, si no, aparece en mi blog. Escríbeme y te cuento.
Un abrazo

Olvido -

Reivindico la dignidad de las mujeres que nos teñimos de rubias...
Y es verdad que caes rendido en Anita y te rodea una sensación extraña de querer darle al "repeat" compulsivamente.
Más besos

Alvy Singer -

Viva el jazz. Y viva Tony Bennett cantando Speak Low en algún club en esos donde antaño era el singer de la mafia de Chicago.

Y viva Willow weep for me una rareza que tiene un sonido vocal que la hace inmejorable.

¡Un saludo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres